Un espacio para tus preguntas sobre tapicería

Comprar un sofá es una tarea a veces compleja porque queremos que sea cómodo, adecuado para nuestro salón, nuestro estilo de vida y que nos dure muchos años. Además actualmente hay mecanismos relax, asientos deslizantes, nuevos rellenos y tapizados, etc.

Por eso hemos creado este espacio, donde publicamos las respuestas a las preguntas que nos hacéis llegar. Utiliza el buscador que verás a continuación para encontrar preguntas que hayan podido hacer otros y estén resueltas, o usa el formulario. Pasaremos tu duda a la persona con más conocimiento sobre el tema y la responderemos aquí en breve.

A continuación les mostramos las últimas 10 preguntas y respuestas a amigos y clientes:

Diferenciar la piel y la polipiel, natural , auténtica o sintética

Natalia nos ha preguntado sobre cómo se puede diferenciar la piel y la polipiel, al fin y al cabo, quiere saber cómo se puede diferenciar la piel natural de la piel sintética. Y lo dice así. Estas son sus palabras:

Hola, estamos intentado vender un sofá muy antiguo y necesitamos saber si es piel o polipiel ya que al posible comprador le interesa mucho este tema y no queremos engañar a nadie. Es de color negro. ¿Cómo podría averiguarlo? Gracias.

Bueno Natalia, como contamos en esta página la mejor prueba es “la prueba de fuego”, que -nunca mejor dicho- consiste en acercar la llama de un mechero a la piel y ver si se quema o no.

Pero ¡espere-espere! ¡no lo haga todavía! tenemos que contarle más cosas. Efectivamente, la polipiel es un derivado del petróleo y aplicándole una fuente de calor extrema, como la de una llama de un mechero, se prenderá, se quemará con facilidad. La piel natural, la auténtica piel, no se quemará: pero SÍ SE DAÑARÁ. Por eso, cuidado con realizar y cómo realizar la prueba. Pues en cualquier caso, el tapizado de piel auténtica se manchará, se tiznará de negro, y probablemente se dañe.

Le ocurrirá a su sofá de piel auténtica lo que le ocurriría a una piel de un animal o a la piel humana. ¿Qué pasa cuando nos quemamos? la piel cambia de color y de textura. ¿Ha visto usted alguna quemadura en piel humana? la piel se queda suave pero dañada, pierde su porosidad y su grabado natural.

¿Puede hacer esta prueba en algún lugar de la tapicería de su sofá que quede ocurlto a la vista?, ¿en algún faldón de la parte trasera?… y por supuesto ¿puede hacer esta prueba sin peligro?, pues si el sofá es un derivado del petroleo, coloquialmente llamado plástico, prenderá con facilidad pues tiene fácil combustión y podríamos causar una desgracia…

Pruebas con menos riesgo pero no tan fiables:

  1. Según la forma en la que está cosido su sofá ¿puede mirar el reverso de su tapicería de piel? Si puede, y el reverso tiene una apariencia muy parecida o igual al anverso: ES PIEL NATURAL.
  2. El olor es también definitorio: la piel huele a piel, la polipiel no huele a nada.
  3. Con el paso del tiempo ¿qué le ha ocurrido a su tapicería?. Si se ha escamado, desecho o cuarteado en las zonas de más roce (brazos, asientos…) su sofá es de polipiel.
    Si su sofá, su tapicería, simplemente se ha suavizado, incluso difuminando las huellas del grabado… es PIEL NATURAL.

Esperamos con estos consejos haberle ayudado. Esperamos que pueda vender su sofá de piel y que quede usted tranquila en su venta.

Muchas gracias por confiar en nosotros Natalia. Hasta pronto.

Cómo eliminar el olor a tabaco en un sofá de piel

A petición de una lectora de nuestro blog de Delsofá hoy vamos a dar algunos consejos para eliminar el olor a tabaco en un sofá de piel. También podéis aplicarlos en caso de ser un sofá tapizado en tela.

Os ponemos en situación, nuestra lectora Rosa nos ha dejado el siguiente comentario en el blog: Tengo un sillón de piel marrón y rugosa. Ha estado descuidado durante meses y el usuario fumador empedernido. Casi hemos recuperado la limpieza, pero los olores están impregnados. ¿Alguna solución para recuperar el olor natural? Gracias por tu atención de antemano y por los consejos.

El olor a tabaco tal y como ha podido comprobar Rosa es uno de los olores más penetrantes y duraderos. Una vez que las partículas que transporta el humo se impregnan en los tejidos, paredes, muebles… es muy difícil de eliminar. Entre los consejos que más oímos y leemos se encuentra el de renovar el aire de las estancias en las que se ha fumado. Conviene como mínimo airear la habitación, abrir las ventanas a poder ser durante un mínimo de 24 horas, aún así, las personas que no están acostumbradas a ese olor, seguirán percibiéndolo. Puede ser que el fumador no lo note pero sigue ahí. Cuanto más tiempo lo aireemos mejor. De este modo, nuestro consejo es que saquéis el sofá a un lugar donde le dé el aire, pero evitad que incida directamente sobre él la luz solar, ya que ésta puede estropear la piel, destiñendo los colores o amarilleándolos en caso de ser de tonalidades claras.

Es muy importante saber si la piel es sintética o natural, ya que en función de su naturaleza podremos usar determinados productos de limpieza o no. Fíjate en la etiqueta, en ella vendrá la composición de la tapicería. Si es piel natural no debes usar productos químicos, pueden estropearla.

A la hora de eliminar el olor a tabaco del sofá, si éste ha impregnado la pieza puede ser una buena solución desmontar los cojines y respaldos y airear los acolchados, si son lavables, podemos lavarlos con agua y un poco de bicarbonato de sodio, este compuesto es muy útil para eliminar los olores. En un caso extremo se pueden llevar a un tapicero y que cambie los acolchados por otros nuevos, libres de olores.

Respecto a la piel puedes limpiarla con un trapo ligeramente humedecido en una mezcla diluida de agua y bicarbonato. Recuerda prueba primero en zonas no visibles y deja pasar un poco de tiempo para comprobar que la piel no se estropea. También puedes probar limpiándola con un trapo humedecido ligeramente con agua y vinagre blanco, también es bueno eliminando olores. Actúa del mismo modo, primero en zonas no visibles de tu tapicería, para que dejando secar y al tiempo, asegurarte que esa zona en la que hemos aplicado la mezcla no reaccione inadecuadamente y estropee la piel.

También existen en el mercado algunos ambientadores que eliminan olores, pero en la mayoría de los casos lo que suelen hacer es enmascararlo y con el paso del tiempo vuelve a ser perceptible. Además, según el tipo de piel, sobre todo si es piel natural si aplicamos estos ambientadores directamente sobre la pieza puede dañarla.

Esperamos que Rosa logre eliminar el molesto olor a tabaco de su sofá de piel y que éste vuelva a tener el aroma de piel natural tan característico. Suerte!!!!

Cómo quitar una marca en la piel del sofá

María nos cuenta que dejó un objeto sobre su sofá de piel y quedó una huella, y nos pide ayuda y nos pregunta cómo quitar una marca en la piel del sofá que tiene en casa. Concretamente su comentario es el siguiente:
Buenos días, he visto consejos muy útiles, pero ninguno responde a mi problema. Igual no tiene solución ¿?
Olvidé un bol encima del sofá de cuero y al día siguiente, cuando retiré el bol, se había quedado un círculo, por el peso del bol, sobre la piel. El sofá es nuevo y se nota mucho. No sé que hacer. ¿Se puede hacer que desaparezca esta marca? ¡Muchas gracias antemano!

Bueno María, el problema tiene solución.
Lo primero, y sin ánimo de bromas: “la arruga es bella”, y en la piel de un sofá lo es más. Las arrugas, las zonas suavizadas por el desgaste, las erosiones, las marcas propias de su origen animal… demuestran que la piel es auténtica y aportan calidad, categoría, al producto.
Pero como este comentario no aporta solución, sólo un punto de vista… intentaremos aportarte un par de remedios caseros. No son infalibles, pero si ayudarán a disimular esa marca artificial, geométrica, que ha dejado el bol sobre la pieza de cuero y que -entendemos- no son plato de buen gusto.

Una solución es aplicar un objeto con superficie plana, de peso y sin aristas, a ser posible redondo y liso, sobre la zona que ha quedado marcada, durante un tiempo largo. Esa presión deberá difuminar la marca actual. Es arreglar lo desarreglado con el mismo método: presión continuada.

La segunda opción consiste en aplicar calor leve sobre la superficie, también debería este efecto suavizar la marca producida por la presión del bol. Puedes usar una plancha, por supuesto sin vapor o humedad. Utiliza una temperatura tan baja que puedas apoyar tu mano sobre la fuente de calor. Coloca un paño limpio y que no esté tintado sobre la zona con la huella, y con intermitencia ve apoyando la plancha sobre la huella.

Vigila que ni el paño ni la piel se calienten en exceso. Es mejor repetir esta actividad diferentes días que arrepentirse indefinidamente por haber dañado el cuero gravemente. Y, si te da miedo probar y no hacerlo correctamente, haz la prueba sobre la piel en una zona del sofá que no sea visible.
Otra advertencia, si el sofá no es de piel, sino de polipiel (plástico, derivados del petróleo), no debes aplicar calor. Te arriesgas a quemar y fundir el material.

Gracias por tu consulta María. Cuéntanos por favor si solucionaste o minimizaste el problema.