En el sofá con Gloria de Villalba Interiorismo. Decoración de salones invernales

Se va acercando el invierno y con él aumentan las ganas de quedarnos en casa, disfrutando del calor del hogar. Para sentirnos más cálidos y cómodos en casa, en Delsofa.es le hemos pedido a Gloria Corominas de Villalba Interiorismo que nos ayude en la misión de decorar nuestro salón para este invierno.

Antes de conocer sus consejos e ideas para decorar nuestros salones esta temporada de invierno, vamos a saber un poco más de Gloria y de su firma y como no de su blog decoracioninteriorismo.me. Os animamos a acompañarnos en esta charla de sofá. Sigue leyendo

Sofás de películas (II): clásicos, modernos y espectaculares

Volvemos con un nuevo artículo en el que os vamos a hablar de esos sofás que salen en las películas y que en más de una ocasión nos gustaría tener en casa. En nuestra anterior entrega hablamos de algunos sofás de películas como Desayuno con Diamantes, Beethoven, Un hombre soltero y el Lobo de Wall Street. Hoy vamos a hablar de otros muy originales y espectaculares en los que nos hemos fijado, tanto de corte clásico como más modernos y estilizados.

Quizás no puedas conseguir estos mismos sofás, ya que quizás algunos de ellos ahora valen una fortuna, pero sí que podrás encontrar algunos de estilo parecido, y sobre todo, tapizarlos a tu gusto y colocarlos en una disposición que se parezca a las escenas de estas películas. ¿Nos acompañas? ¡Vamos con ellos!

La tentación vive arriba (1955)

Otra gran película donde podemos ver un claro despliegue de buen gusto decorativo es en La tentación vive arriba, más conocida por la mítica escena en que la brisa del metro levanta la falda de Marilyn Monroe. En la casa de Richard Sherman (Tom Ewell), encontramos este sencillo sofá de tres plazas con su decoración de franjas y redondeles grises, así como el famoso sofá con orejeras en el que Marilyn extiende sus piernas mientras se pregunta cómo va a dormir esa noche sin pasar calor.

película Marilyn Monroe

Descalzos por el parque (1967)

Es mítico ya el sofá azul turquesa en el que Jane Fonda se pone a quitarle los zapatos a Robert Redford en la película Descalzos por el parque. Aunque se da un aire “kitsch” y puede resultar quizás un tanto colorido para una casa de ambiente serio, no deja de tener una estructura de madera con un aspecto muy retro si nos gusta generar este tipo de ambientación. Con todo, el apartamento de esta película es una verdadera joya, como vemos en Making nice in the midwest:

Sofá retro

El sofá de Iron Man I (2008)

La famosa casa robotizada de Tony Stark, el personaje que interpreta Robert Downney Jr. en la película de Iron Man, tiene algo más que ordenadores con inteligencia artificial y puertas que se abren con reconocimiento dactilar. En esta divertida escena, cuando la periodista de Vanity Fair empieza a curiosear en la casa de Tony, se aprecia un elegante y amplio sofá tapizado en gris plomo, muy serio y muy masculino. La foto es de Android Police:

La casa de Iron Man

Con derecho a roce (2011)

En este inocente y sencillo sofá, Jamie (Mila Kunis) y Dylan (Justin Timberlake) tienen una de las conversaciones principales de la película mientras se toman unas cervezas. Parece un sofá cómodo y suave, donde uno se puede recostar tranquilamente a ver la televisión y relajarse. De un color verde esperanza muy tenue, parece que le da un toque muy elegante a la sala. En la fotografía de Séptimo Arte se ve muy bien:

Escena de sillón

Muchas gracias a todos los que nos habéis estado enviando fotos por Facebook con vuestros sofás y sillones preferidos de películas. Os invitamos a que continuéis haciéndolo enviándonos las fotoescenas al Facebook de Delsofá.es, o también podéis mandarlas a nuestro Twitter (@delsofaES). ¿Cuál de estos sofás es el que más te gusta?

Conoce los sofás de los famosos (II parte)

Seguramente, en algún momento te has preguntado cómo son las casas de los famosos. ¿Qué hacen cuando llegan a casa? ¿Cómo es el sofá donde se sientan? ¿Tienen una casa con una decoración desbordante y excéntrica, o en el fondo viven como la gente normal? ¿Viven en una casa futurista, llena de robots y de alta tecnología, o prefieren la calidez de un ambiente poético y acogedor? Si dejamos vagar la imaginación, quizás veamos algo muy parecido a la realidad, pero para darte un empujoncito, vamos a echar un vistazo a algunos de los salones y sofás que tienen los famosos en su casa.

Si recuerdas, en un post anterior te enseñamos ya algunas fotos de salones de algunas celebrities como Kate Winslet o Angelica Houston. Si quieres más ideas para decorar tu salón como el de los famosos, en este artículo vas a encontrarte con algunas que te encantarán.

El salón de cine de Catherine Zeta Jones y Michael Douglas

En la mansión de Catherine Zeta Jones y Michael Douglas en Nueva York no falta precisamente espacio. Hay salas prácticamente para todo: para ver películas, charlar, ver la televisión… Y en todas podemos encontrar sofás de distintos tamaños y modelos, perfectamente colocados para cada ocasión. Para visualizar películas, un sofá en forma de U permite disfrutar de un verdadero cine en casa, y con invitados. En cambio, si lo que se quiere es una salita para charlar, optan por dos inmensos sofás uno en frente de otro para poder verse bien las caras. Las fotos son de Trulia.com.

Salón Douglas

El salón nórdico de Cristiano Ronaldo

La casa del futbolista Cristiano Ronaldo, que podemos encontrar en Vida y estilo de Terra, se ubica en La Finca de Madrid, una de las urbanizaciones donde se pueden encontrar más casas de famosos. En sus casi 1.000 metros cuadrados, podemos contemplar este bello salón nórdico, espacioso, luminoso y muy limpio. El sofá que se puede ver a la izquierda es de respaldo bajo, con botones de capitoné, al estilo del sofá Zenaida disponible en Delsofa.es. Está tapizado en blanco, muy elegante y discreto.

Salón del futbolista CR7

El salón de Kirk Hammett, guitarrista de Metallica

El guitarrista del grupo Metallica tiene una casa ubicada en San Francisco de gran singularidad y cierto sabor rústico, con tramados de madera muy marcados, como podréis ver en las fotos de Decofeelings. El salón, sin embargo, posee una atmósfera singular con ese tono beige claro de las paredes combinado con el azul pastel. En esta salita, llena de sofás y sillones, presidida por una robusta chimenea, se aprecia una elección perfecta del colorido, logra crear un ambiente acogedor en este amplio espacio.

Salón de Metallica

Los sofás de Silvia Jato

La famosa presentadora de televisión, Silvia Jato, tiene una casa de vacaciones en la costa de Málaga de gran belleza, que nos muestran en Mi casa Revista. Este saloncito junto a la terraza está decorado con sofás y sillones de ratán y mesitas de bambú importadas de Bali, un toque exótico para darle un aire más vacacional a nuestra sala de estar.

Salón de Silvia Jato

¿Conoces otros sofás y sillones de famosos? ¿Con cuál de estos te quedarías si tuvieras que decorar el salón de tu casa siguiendo su estilo? Mándanos tus comentarios, o si tienes la foto del salón de algún famoso del que seas muy fan, envíanosla al Facebook de Delsofá o a Twitter (@delsofaES). ¡Gracias mil!

Consejos para ser feliz en tu salón: busca el equilibrio, sé positivo

Una de las claves para sentirse bien en un lugar es que nos sintamos identificados con él. Si hay elementos con los que no nos sentimos a gusto, seguramente tenderemos a evitar estar allí. Por poner un ejemplo sencillo, si eres un “tío duro”, quizás no te gustará demasiado estar en un salón color de rosa lleno de jarrones de porcelana con florecillas pintadas y lámparas con mariposas de colorines. Quizá prefieras mejor pasar el rato en un salón de estilo rústico o moderno, de aire elegante, con una televisión de plasma gigantesca y unos buenos altavoces, donde puedas sentarte a ver el fútbol o charlar con los amigos. Y lo mismo se puede decir de la persona con un carácter sensible y poético; un salón convencional, vacío, insípido, no te inspirará mucho para sentirte feliz.

De eso queremos hablarte hoy. ¡De ser felices! Y de cómo influye la decoración de nuestra casa en nuestros estados de ánimo, que aunque no encierra magia ninguna, sí que afecta a la psicología, y de hecho, precisamente es uno de los criterios con los que se eligen los colores en decoración de interiores. Veamos un poco más sobre el asunto.

Busca el equilibrio en los colores

La clave de todo comienza en que no haya ningún elemento en la sala que nos estorbe o nos chirríe, ni espacial, ni cromáticamente, ni en las formas de los objetos. Por ejemplo, vivir en un salón pintado absolutamente de negro es algo muy individual y, si bien algunos se sentirían como peces en el agua, una gran parte de la gente acabaría pensando lo mismo; es un salón triste y “demasiado negro”. El negro es un color que muchos tienen asociado con el dolor, el luto y los sentimientos negativos. Para sentirse cómodo en un lugar, es mejor evitar la predominancia de este matiz.

Pero, ¿significa eso que no debería haber nada de negro? ¡En absoluto! El negro también puede significar otras cosas: sobriedad, elegancia, pulcritud… Hay sofás en color negro que también pueden darle un toque precioso a la sala, siempre y cuando nos mantengamos en la máxima que nos permite, a la gran mayoría de la gente, sentirnos a gusto: el equilibrio. Se puede combinar con el blanco como vemos en la siguiente imagen de Nuevo Estilo.

chimenea-rustica-modernizad

Por supuesto, este valor del “equilibrio” puede ser muy relativo según las sensibilidades y gustos culturales; lo que a unos tranquiliza, a otros puede ponerles nerviosos porque les resulta extraño. En cualquiera de los casos, todos buscamos lo mismo: decorar nuestras casas de forma que transmitan valores positivos: alegría, elegancia, belleza, seriedad, carácter… En definitiva, sentirte bien.

Construye espacios positivos

Otro aspecto importante para encontrar el equilibrio se relaciona con el espacio. Cuantas más personas vayan a estar en una sala, más espacio es necesario. En caso contrario, tendremos sensación de agobio, incomodidad, estrechez. En cambio, si hay muy pocas personas en la sala, pero el salón es muy grande, puede que nos transmita otro tipo de sensación: destemplanza, frío, soledad, etcétera.

Todos necesitamos algo de soledad y todos necesitamos algo de espacio; lo importante, una vez más, se resume en lo mismo: equilibrio. Que nuestros salones y hogares sean el lugar óptimo para diferentes tipos de situaciones que vayamos a vivir, o al menos, estén lo más preparados posible. Si queremos un ambiente acogedor, no es necesario vivir en una caja de cerillas sin aire ni luz; bastará, eso sí, decorar la sala de un modo recogido, que nos abrigue, pero dejando espacio para moverse.

El espacio tiene una estrecha relación con la forma de los muebles. La estructura de los muebles, su peso y su tamaño, es lo que da a una sala su personalidad y su estilo. Si al entrar por la puerta, nos tropezamos con un arcón que sobresale, lo lógico es acabar muy pronto cansándose de esa distonía. Hay un objeto que no está en su sitio y nos produce pensar, que supone un estorbo. En cambio, un salón elegante y vanguardista, con unas estanterías enrolladas que llegan hasta el techo, puede resultarnos muy original y reconfortante. Para construir espacios positivos, podemos aprender mucho de la decoración feng shui, que busca transmitir la paz y la tranquilidad, como en este bonito salón que nos muestran en Decoracionia.

Salón de estilo oriental

Vive en el presente

E igual que el espacio tiene su importancia, también importa el tiempo. Cuando estás preocupado por lo que va a pasar mañana, o por que lo que sucedió en el pasado, estás concibiendo tu vida de forma desproporcionada. ¡Tus pensamientos no te dejan disfrutar del presente! Concentrarse en la tarea que uno está haciendo, ya sea ver la televisión o hablar con nuestros seres queridos, nos ayudará a sentir que estamos viviendo más plenamente. Este salón de Decora con Ana, por ejemplo, está expresamente preparado para hacer tertulias, lo que puede observarse en la búsqueda de la simetría, que simboliza la igualdad entre los participantes.

Salón ordenado

Un salón limpio, que exhala belleza y huele bien, suele ser fruto de una persona ordenada, disciplinada, responsable en el cuidado de su casa y que busca hacer la vida más agradable a los que le rodean, y sobre todo, que quiere que los demás se sientan cómodos. Porque no solo estás pensando en ti mismo, sino también en la gente que viene a visitarte.

Piensa en los demás

¡Y aquí llegamos a otra de las claves para ser felices! Que cuando los demás disfrutan por algo que tú has hecho, tú también lo disfrutas. Muchas veces, la clave en la decoración de interiores suele estar en la respuesta a esta pregunta: ¿cómo puedo decorar mi casa de modo que los demás se sientan a gusto?

Por supuesto, la felicidad consiste en algo mucho más profundo que el escenario en el que nos encontramos. Hay que buscar el equilibrio no solo en nuestro alrededor, sino también dentro de nosotros, en nuestros valores, en nuestra mente. Pero más allá de esta difícil tarea, que quizás nos lleve toda una vida, tener un gusto decorativo equilibrado y perfeccionista, supone un notable ejercicio para empezar a aprender a sentirse bien y hacer sentir bien a los demás.

Eliminar lo estridente, lo desagradable, lo negativo -en definitiva, ¡lo que no nos ayuda a sentirnos bien!- y cambiarlo por aquello que hace la vida más agradable, nos estimulará a disfrutar de un descanso más confortable mientras estamos en nuestro salón.

Nuestro salón es ese lugar en el que charlamos con nuestra familia y nuestros amigos, en el que vemos la tele para descansar de un largo día de trabajo, en el que nos sentamos a solas a pensar mientras escuchamos música. Si lo decoramos de manera que nos sintamos realmente bien, haremos honor a esa famosa frase que preside tantos hogares del mundo. Hogar, dulce hogar.

Salones en púrpura y negro, una alternativa atrevida

El salón es una de las estancias de la casa en la que mayor tiempo pasamos y, por lo tanto, es más probable que nos hayamos cansado de la decoración que hace tanto nos gustaba pero que ahora sentimos la necesidad de renovarla. Además, el salón es el corazón de la casa, sin duda una de las partes más visitadas y “analizada” por tus visitantes. ¿Qué mejor que dar una buena impresión con un salón personal y atrevido? En este post te damos ideas de cómo hacerlo combinando dos colores con mucho carácter: negro y púrpura.

Los salones en púrpura y negro pueden ser una mágica combinación, si los colores se saben mezclar en las proporciones adecuadas. El púrpura proviene de la mezcla del rojo y el azul, está relacionado con la meditación y la concentración, y en la decoración consigue un efecto muy estético y confortable. El negro es sinónimo de misterio, formalidad y sobre todo elegancia. La combinación de ambos colores dan un resultado atrevido, enigmático y con cierto aire mágico.

salón moderno negro púrpura y negro

Recomendamos efusivamente la introducción del color blanco a los salones con esta combinación, pues va a cambiar totalmente su apariencia. El negro y el púrpura aunque como hemos comentado es una mezcla muy interesante, puede ser un tanto pesada y seria y al cabo del tiempo puede parecer un tanto triste. El color blanco en salones con esta combinación de colores, nos va a aportar más luminosidad, una mayor sensación de amplitud y rebajar el peso visual del conjunto.

Por ejemplo en la imagen de arriba hay una gran presencia del negro en las paredes y en pequeños detalles como las lámparas. Gracias a la alfombra de un precioso color blanco nieve, los sofás púrpuras destacan mucho más y el salón es más alegre en conjunto. Además podemos apreciar como encajan perfectamente detalles color madera como la estantería y la mesa.

Negro, púrpura y plata, una combinación ganadora

Este fantástico salón deja constancia del acierto que supone introducir el color plata en elementos como la alfombra, la lámpara o los remates en las mesitas. Con este color lograremos dar un aspecto más lujoso a nuestro salón.

salon negro y sofás púrpura

Los sofás son de un fantástico terciopelo púrpura, este tejido es muy acertado para este color ya que destacan otras de sus tonalidades. El púrpura es totalmente idóneo, ya que es uno de los colores secundarios que mejor combina consigo mismo.

Los pequeños detalles marcan la diferencia

Es posible que uno no se atreva a hacer una reforma total de estilo a su salón, pero sí quiere darle un toque de originalidad, para eso son ideales los pequeños detalles como los cojines decorativos y textiles en forma de mantas, fundas…

salón blanco y negro con toques púrpura

Esta opción es ideal también para bajos presupuestos, detalles low cost que son capaces de cambiar la apariencia de nuestro salón con un aire y estilo renovado.

¿Qué te parecen estos salones?, si ya has probado con este estilo o planeas hacerlo no dudes en compartirlo con nosotros a través del campo disponible para los comentarios o bien a través de nuestro Facebook o a través de Twitter mencionando @delsofaES.

Cómo hacer que se vea más grande una cocina americana con salón

Conseguir una mayor amplitud de espacio es el principal reto hoy en día para la gran mayoría de los hogares. Máxime cuando se trata de espacios reducidos, e incluso cuando en una misma estancia conviven dos funciones, como puede ser el caso de la cocina y el salón. En este post vamos a dar ideas para que se vea más grande una cocina americana con salón.

Una cocina americana con salón tiene un mundo de posibilidades desde el punto de vista decorativo. Bien aprovechados sus metros, puede convertirse en un lugar confortable y muy cómodo donde convivir con el resto de la familia durante gran parte del día.

Agrandar visualmente la superficie de estas dos estancias en una sola, provoca una grata sensación de bienestar, que invita a relajarse y disfrutar de la comodidad del hogar. Para ello, es importante saber distribuir el espacio, en aras de crear dos ambientes distintos, aunque siempre complementarios.

A modo de ejemplo, aquí tenemos una pequeña a la par que muy completa cocina. Una cocina que apenas ha necesitado una esquina de la habitación, sin robar por ello amplitud ni luminosidad al resto de la vivienda.

Cocina americana

Para separar visualmente el espacio, y dar carácter propio a la cocina, se ha optado por crear un falso techo, pintado en un color distinto al resto de la habitación, de tal modos que se evidencia el contraste, y con ello la división visual, aunque no física, entre el espacio destinado a cocinar y el resto de la casa.

Asimismo, contamos con una barrera arquitectónica muy recurrente en este tipo de estancias, que incluyen cocina y salón, como es la barra. La cual puede hacer la función de mesa para los trabajos culinarios, a la par que de barra de desayuno. Asimismo, es un espacio idóneo para albergar armarios, u otras funciones básicas de la cocina como puede ser el fregadero, ganando con ello metros para la cocina.

La barra es, sin duda, uno de los grandes puntos fuertes de este tipo de combinaciones de cocina americana y salón. Un elemento muy funcional, a la vez que da mucho juego. Puede servir como punto de reunión diario entre los distintos miembros de la familia, a la hora del desayuno, o de antesala a una cena con amigos, aderezada con una amena conversación en torno a una copa de vino.

Aquí tenemos otro ejemplo de barra, exenta de cualquier otro uso culinario, simplemente concebida como línea divisoria entre cocina y salón, y destinada principalmente como mesa. Esta barra da un toque de sofisticación y modernidad al conjunto, a la vez que resulta muy útil para cualquier uso.

Ejemplo barra para cocina americana.

La combinación de colores y texturas es otro recurso también muy útil para ampliar visualmente el espacio, que permite crear ambientes distintos, en una misma área. En la siguiente casa se han eliminado los tabiques, y se han utilizado elementos divisorios no estructurales que delimitan las distintas funciones de cocina, salón y comedor. Tal es el caso de la alfombra bajo el sofá, que marca la zona del salón, y el uso de distintos colores, como es el caso de tonos más claros para cocina, y oscuros para el comedor, creando asimismo sensación de profundidad.

Cocina americana con salón en 2 ambientes. Fuente: Miahome.es

Como puedes ver, el espacio no es el límite para disfrutar de una completa y cómoda cocina, a la vez que de un salón amplio. Bien organizada, se trata de la combinación perfecta.

Si tienes más ideas para hacer que cocina americana y salón se vean más grandes, nos encantaría conocerlas. Te animamos a compartirlas dejando un comentario en este post. Gracias por vuestra colaboración.

¡Redecora tu salón para darle la bienvenida al verano! Sorteo #decopedia5

Durante el verano todo cambia en el hogar: los colores, los tejidos, las texturas, los olores… Si queremos que nuestro salón esté preparado para recibir la época más calurosa del año, es preferible que hagamos estos cambios cuanto antes. El objetivo es una decoración más fresca y llevadera, preparar el salón para el verano. Es un momento, además, en el que nuestra sala de estar debería irradiar alegría y luz por los cuatro costados, algo imposible si no le damos la vuelta por completo a la sala.

Habrá complementos fuera de temporada que ya no nos sirven: las alfombras, cojines calurosos y cortinas rugosas, por ejemplo. Y otros, como los sofás, que tendremos que tapizar de nuevo, o cuando menos, cubrir con una funda más fresquita y con un tono más veraniego. Hay quien incluso aprovecha las vacaciones para darle una mano de pintura al salón, tratando de realizar esa decoración que siempre tenía en mente.

Salón ligero y ordenado

Una de las primeras ideas que debes tener en mente para el verano es que se acabó lo de los espacios reducidos y acogedores. Si has cambiado la decoración del salón en primavera, esto no supondrá grandes cambios. Pero si no, es hora de empezar a mover los muebles, si tienes espacio, dejando una distancia más amplia entre sillones y sofá. También aligerará la sala:

  • Quitar las alfombras rugosas y guardarlas en el armario.

  • Dejar que entre la luz, cambiando las cortinas por estores, o cortinas ligeras de algodón, blancas y transparentes.

  • Cambiar muebles de sitio: como va a hacer mucho calor, procura que los aparatos electrónicos estén la mayor parte del tiempo a la sombra. Me refiero a la televisión, cadena de música, videoconsola, ordenador…

  • Poner una mesa más pequeña entre los sillones, o como han hecho en Casa Diez, colocar un baúl en vez de una mesa, que además le da un toque más rústico.

Salón de verano

Pon colores de verano

Si todavía quedan colores oscuros en tu salón, es hora de pintar las paredes. En verano es más habitual buscar tonos más claros y frescos y en tonalidades rústicas: ocre, anaranjado, blanco, etc. También empieza a ponerse muy de moda el color coral, en tonos azules y naranjas. Podemos optar por paredes monocromáticas o buscar combinaciones de tonos suaves que den una imagen elegante. Busca un color que combine bien con los muebles y el juego de sillones y sofás.

Las fórmulas son variadas, en función de cómo sea tu salón, pero casi siempre lo que mejor quedará es combinar el blanco con algún otro color cálido. Fijate por ejemplo en la fotografía de este salón que nos enseñan en Decorablog. Pulcro, elegante y con un aire más bien refrescante, donde han mezclado el marrón, el gris y el blanco.

Salón para verano

Dale un toque floral

La primavera nos trajo colores alegres y brillantes; el verano, una imagen estética que aporte calidez, como los estampados de plantas verdes y amarillas, así como los pequeños ramilletes y floripondios de aspecto ligero y ornamental. Hay salones que prácticamente huelen a Caribe, integrando incluso alguna palmera en la decoración, en alguna esquina, junto a los sofás. Otros se limitan a poner algún que otro toque floral, pero que dé imagen de frescura. Aunque apostemos por colores veraniegos, ¡tampoco queremos pasar calor!

En Ideas Casas nos enseñan algunas fotos de cómo se puede decorar el salón en verano con plantas. Me gusta esta combinación de colores pastel con el verde, ya que restan monotonía a la sala, dándole un aire agradable y muy natural.

Salón blanco y verde

Muebles para tomar el sol

El salón muchas veces se convierte en una habitación especial durante el verano. En las primeras semanas, casi siempre hacen algún evento deportivo en la televisión. Atletismo, Tour de Francia, Roland Garros… y este año el Mundial de Fútbol de Brasil 2014. Así que, si quieres recostarte a gusto a ver la televisión con un helado, la elección de sabor te la dejo a ti y/o una horchata bien fría en la otra, necesitarás un asiento fresco donde te puedas recostar.

Hay quien decide colocar una tumbona o silla de playa en el salón, pero no siempre es posible, ya que ocupan bastante espacio y no siempre son del todo cómodas. En su defecto, si tienes un sofá con asientos deslizantes, un chaise longue o un sillón reclinable, siempre puedes colocar una funda fresca encima para que puedas sentirte más fresco. Si además enciendes el aire acondicionado o colocas un ventilador cerca, será casi como estar en el cielo.

Pon alfombras veraniegas

Aunque la alfombra puede dar un aspecto más caluroso a la sala, también existen alfombras de verano. Especialmente si tu salón es muy grande, queda muy bien delimitar los espacios con alfombras ligeras que contribuyan a la armonía de los colores. Las alfombras para verano están hechas en materiales específicos, como el yute o el bambú, que son más ligeros y dan mucho menos calor.

Suelen tener un tono claro y uniforme, ya esté hecho con rayas o cuadros. Es preferible que sea así, ya que si es de un tono oscuro le quitará sensación de amplitud a la sala. Otra opción es aprovechar el verano para poner una moqueta ligera, una idea muy recomendable si no puedes soportar los zapatos al llegar a casa y prefieres caminar descalz@. Fíjate en esta foto de Espacio Deco

Alfombra veraniega

Y pon cortinas o estores frescos

En verano vamos a estar prácticamente todo el tiempo con las puertas del balcón y las ventanas abiertas. Pero es recomendable que haya cortinas, porque éstas también cumplen la función de protegerte del sol a las horas de más calor. Por tanto, lo más aconsejable será tener unas cortinas que sean muy transparentes y que dejen pasar mucho la luz, o bien colocar estores que podemos contraer de manera sencilla cuando lo necesitemos. Los colores más utilizados y populares durante el verano son, por supuesto, todos los claros: blanco, amarillo, verde, azul.

Pueden tener dibujos y estampados, pero es recomendable que sean cortinas de algodón, ya que este tejido no sobre calentará el ambiente. Evidentemente, las cortinas de tela rugosa o lana, absolutamente descartadas para esta época del año. Fíjate en esta foto de Espacio hogar.

Cortinas veraniegas

Un estilo muy veraniego: el navy

Asociamos el calor con el amarillo del desierto, los leones, los safaris, la arena de la playa… pero también el mar y el agua pueden servirte de inspiración para decorar un salón. Si eres valiente y te gusta el mar, o vives cerca de la costa, puedes optar por este estilo de decoración. El estilo navy o marinero es muy popular en esta época del año y consiste en adornar tu salón con elementos que recuerden al mar y los barcos. Por ejemplo:

  • Utiliza el azul navy. Combinado con el blanco, típico de los sombreros marineros, algunos elementos de color azul marino inspirará la presencia del mar.

  • Haz que huela a mar. Si todavía quieres rizar un poco más el rizo, hay ambientadores con olor a brisa marina que, si lo combinas con sonidos de agua como música de fondo, te puede quedar un salón de película.

  • Detalles marineros: caracolas, conchas, remos, cuadros marítimos, vinilos decorativos con motivos de mar para decorar la pared…

  • Coloca algunos adornos marítimos en las paredes: un ancla, un timón o un enorme pez le darán un toque de clase a tu sala de estar.

  • Mete un barco en casa. Puedes colocar la maqueta de un velero o una goleta, presidendo la sala, ya sea en una mesa o encima de la chimenea. Hay quien busca muebles ingeniosos, como una mesa o un sofá en forma de barca.

Como siempre recordamos, no tienes por qué incluir todos los elementos. Basta con añadir alguno para darle un toque especial. Fíjate por ejemplo en este bonito salón marinero en The White Corner.

Salón marinero

En conclusión

Todos tenemos claro lo que no queremos que sea nuestro salón durante el verano. Un espacio con una alta temperatura, donde el sol calienta los muebles con facilidad y es difícil sentirse a gusto. Para evitar eso, hay que anticiparse, cambiando colores, muebles, texturas, tejidos e, incluso, trabajando el factor psicológico: colocar imágenes refrescantes en la sala para generar una sensación de tranquilidad y frescor.

A veces no es solo cuestión de tener el aire acondicionado encendido (y tampoco es cuestión de gastar y gastar sin límite). Cuando te sientes cada día en el sofá a descansar o ver la televisión, párate un momento y pregúntate qué elementos o tejidos de la sala te están transmitiendo calor. Luego dirígete hacia ellos y cámbialos por algunos de los consejos que te hemos dado en este artículo.

¿Tienes otras ideas para redecorar el salón en verano? ¡Pues entonces queremos conocerlas! Guerra total al bochorno y los calores durante estos meses. Déjanos un comentario contándonos qué otros trucos has aplicado en tu sala de estar para darle un aire más fresco y agradable a tu salón. O puedes mandarnos también tus fotos a nuestro Facebook o Twitter (@delsofaES).

Este post es nuestra aportación a #decopedia5, una iniciativa del Blog Petitecandela.

¡Feliz verano a tod@s!

sorteo-decopedia-5
···Para participar y llevarte una de las dos mecedoras Eames Style que sorteamosgracias a la marca colaboradora de esta #decopedia5, Decora tu alma,

 tan solo son necesarios 3 pasos!
···
1. Dale un “me gusta” a Decora tu alma—> click!
2. Dale un “me gusta” a este blog—> click!
3. Rellena este formulario para que podamos ponernos en contacto contigo!

Sofás con historia. Del Chester al Barcelona

El sofá es, ha sido, y nos atrevemos a decir que será el rey del salón. Una pieza especial que cumple una doble función: contribuir con su presencia a crear un entorno confortable y acogedor en la estancia, ese “calor de hogar” que todos deseamos respirar al llegar a casa y, como no, ser una pieza clave en la decoración del salón.

En uno de nuestros primeros post, os contamos la historia del sofá, hoy queremos detenernos en algunas piezas muy conocidas y emblemáticas que han hecho historia. Desde el sofá Chester al sillón Barcelona. ¿Nos acompañáis en el camino?

Sofá Chester, todo un clásico

Comenzamos esta recopilación con el modelo quizá más conocido. Un clásico atemporal, que combina a la perfección con cualquier estilo. Desde los más modernos y atrevidos, hasta los más conservadores y recatados. En nuestra tienda online Delsofá le hacemos un homenaje muy merecido con nuestro modelo Zenaida. Un sofá que quedará perfecto sea cual sea el estilo de tu salón.

ZENAIDA_sofa_0_0

El Chester define a la perfección el más puro estilo inglés. Un modelo que comenzó a utilizarse a comienzos del siglo XIX, como pieza decorativa de los exclusivos clubes londinenses, reservados únicamente a los hombres. Posteriormente se extendió su uso a los salones de las familias de la alta sociedad, hasta llegar a extenderse al resto de hogares, y de ahí saltar al resto de mundo, como icono del estilo inglés más característico.

Desde entonces, muchas han sido las versiones en las que hemos podido encontrar este tradicional sofá. Tradicionalmente tapizado en piel, en la actualidad ha sido testigo en primera persona de los más atrevidos tapizados. Aquí tenéis una muestra, que recoge Decoesfera.

Sofá Chester

El Chester es un clásico que ha evolucionado para adaptarse a cualquier estilo decorativo.

Sofá Labios, un sofá de cine

Un sofá de lo más surrealista. Nunca mejor dicho, dado que tiene su origen en el diseño del pintor Salvador Dalí, máximo exponente del Surrealismo. Para su diseño, se inspiró en la cara de la actriz Mae West, concretamente en sus labios. Un diseño que quedó reflejado en su cuadro Retrato de Mae West que puede utilizarse como apartamento surrealista.

Retrato de Mae West que puede utilizarse como apartamento surrealista - Dali (1934)

Inicialmente, este sofá se realizó en madera y satén, con el fin de recrear al máximo el brillo y la textura de los labios de la actriz. Posteriormente, se ha reproducido en piel, tal como aparece en la imagen de la revista MiCasa.

Sofá Marshmallow, rompiendo con los moldes

Un sofá creado en plena época Pop Art, que recoge las características propias de este estilo artístico. El sofá Marshmallow es una creación de George Nelson, que data de mediados del siglo XX. Sus principales características son la sencillez de sus líneas y la explosión de color que recogen los círculos que conforman asiento y respaldo. Sobre una base de acero, se disponen de forma geométrica distintos círculos acolchados, de distintos colores. Se trata de un modelo cuyo diseño perfectamente podríamos atribuir a nuestro tiempo presente, y todo un ejemplo de sofá de diseño poco convencional, tal y como vemos en esta imagen de Archiexpo.

sofaMarshmallow

Sillón Barcelona, un clásico muy moderno

Diseño vanguardista, elegancia y atemporalidad son los atributos que mejor definen este modelo de sofá. Uno de los diseños más extendidos, copiados y utilizados desde su creación, en 1929 por un genio del diseño industrial: Ludwig Mies van der Rohe, arquitecto y diseñador alemán, director de la Bauhaus. Este sillón fue creado para el pabellón alemán en la Exposición Internacional que ese año tuvo lugar en Barcelona, de ahí su nombre, tal y como nos cuentan en el Blog Y un Poco de Diseño. Está inspirado en la silla curulis, un modelo de asiento utilizado por los magistrados romanos.

En próximos post seguiremos conociendo auténticas piezas y sofás famosos por su diseño, elegancia, personalidad. Si quieres que hablemos de alguno en especial, déjanos un comentario y le dedicaremos unas líneas. Muchas gracias.

En el sofá con la periodista @Conchi_JM Tips y consejos para decorar el salón

Hoy compartimos sofá con la periodista especializada en decoración Conchi Jaime Matute. Con ella aprenderemos algunos tips útiles para hacer de nuestro salón un lugar acogedor, nos dará consejos a la hora de decorar esta estancia tan especial del hogar y descubriremos que detalles y muebles no pueden faltar en él.

Pero antes de entrar en materia, me gustaría presentaros un poco más a nuestra compañera de sofá. Conchi se define como una optimista vital, “me gusta la vida en general; vivir cada momento, crecer, evolucionar, aprender, disfrutar –sobre todo de los pequeños detalles- y ver siempre, siempre el lado bueno de las cosas, aunque parezca que no lo tengan. Creo que esa es la única manera de ser feliz”.

conchi-jaime-matute-periodi

A nivel profesional, es una periodista todoterreno en el sentido de que ha hecho de todo, desde economía hasta deportes, pasando por moda y belleza hasta aterrizar en lo que hace ahora, que es decoración y que le apasiona. “Una buena decoración es como llevar un buen maquillaje, te ves más guapa, te da seguridad, confianza… La decoración convierte las casas en hogares, te proporciona bienestar, te hace feliz, y eso es mágico, es sorprendente”.

En sus inicios nunca pensó que acabaría así, “pero la vida da muchas vueltas, un día te encuentras haciendo una revista de decoración y te engancha, a mí me enganchó y ya no lo he podido dejar”. Hoy colabora con las revistas Cosas de Casa, Clara, Deco Woman y con el blog de Achica Living además de tener el suyo propio “Como en casa en ningún sitio”.

Entre sus otras grandes pasiones se encuentra viajar. “Cuanto más lejos y menos cobertura haya, mejor”. Los deportes, tomar un vino, las series de televisión americanas y el cine fantástico, también están en su lista de gustos. Pero sin duda, una de sus grandes pasiones, tiene 10 meses y es su primer hijo.

salon-conchi-3

Hablemos de tu blog ¿Por qué “Como en casa en ningún sitio”?

Yo creo que la frase lo dice todo, y es que en casa se está como en ninguna parte. Incluso a mí que me encanta viajar, al final, cuando llevo un par de semanas fuera, añoro mi cama, mi almohada, añoro mi sofá, mi cocina y mi intimidad, en definitiva, echo de menos el calor de hogar. Por eso me parecía un título muy apropiado para un blog de decoración y, además, muy fácil de recordar para la gente.

¿De qué hablas en él?

De todo lo que tenga que ver con el mundo de la decoración, desde novedades del sector, eventos como Casa Decor, talleres de cocina o decoración, hoteles con encanto o restaurantes con estilo, noticias, nuevas tiendas, nuevas firmas, entrevistas… Busco que haya posts muy variados para poder llamar la atención de mucha gente.

Riad-Abracadabra-3

Como experta en decoración nos encantaría que nos dieras algunos consejos para decorar el salón.

En primer lugar, hay que tener claro que el salón es el corazón de la vivienda porque es la estancia donde se hace más vida, es donde se está en familia, se recibe a los amigos, se ve la televisión e, incluso, se echa la siesta. Por lo tanto, el salón debe ser polivalente, funcional y muy muy confortable. Yo añadiría algo más, y es que tiene que dar buenas sensaciones “buen rollo”, es decir, la estancia en él tiene que ser agradable, ser cálido, acogedor, alegre…

Estos consejos se pueden aplicar a todas las viviendas, pero, para decorar el salón o cualquier otra estancia, además, hay que tener en cuenta las necesidades particulares de las personas que viven en esa casa. Me explico, no es lo mismo decorar un salón para una persona que vive sola, que para una familia numerosa; obviamente, en este último caso, se necesita más plazas de asientos, quizá una zona para que los niños jueguen, etc.

Y por último, algo que también condiciona mucho la decoración es el espacio del que se dispone. Y pongo otro ejemplo, aunque sea una familia numerosa, si el salón es pequeño, no se puede poner un sofá enorme porque resulta agobiante, quizá se debe apostar por uno más pequeño y completar las plazas de asiento con un puff o pequeñas butacas.

Resumiendo, para decorar un salón necesitamos tener claras dos cosas. La primera, los metros cuadrados, para elegir piezas proporcionadas con ese espacio; y la segunda, cuántas personas viven en casa y qué tipo de vida hacen: si se pasa mucho tiempo en casa o no, si se recibe mucho o no, si se come en el salón o en la cocina, si se necesita un espacio de trabajo o de juegos… Con estas cuestiones prácticas claras, el resto es buscar una estética que te guste y con la que te sientas cómoda.

salon-conchi-2

Entonces, ¿qué no debe faltar en el salón de una casa?

Lo principal, un sofá cómodo y cuanto más grande mejor, aunque siempre teniendo en cuenta el espacio del que se dispone. Luego, una mesa de centro que, para que estéticamente quede bien, no debe ser más alta que el asiento del sofá. Y, por último, también es muy importante tener un mueble con bastante capacidad de almacenaje para poder guardar todo lo que se tiene en un salón; luego, puede ser modular, puede ser una librería, puede incorporar un hueco para la televisión, ser abierto o cerrado, etc. Digamos que estas serían las tres piezas por las que se debe empezar a decorar una zona de estar.

¿Habría que añadir algo más para hacer que nuestro salón sea una estancia acogedora, donde disfrutar de buenos momentos y con buena compañía?…

Por supuesto un salón así sería muy poco acogedor. Como he dicho, por ahí se empieza, pero después habría que seguir añadiendo cosas. Para mí es fundamental colocar otra pieza para sentarse que cierre la zona de tertulia; es muy difícil charlar con personas sentadas en fila en un sofá, ¿verdad? En cambio, si se añade enfrente o en “L” una o dos butacas o puffs o sillas con brazos, la tertulia se hace mucho más agradable porque podemos mirarnos a la cara.

También es clave que la zona esté bien iluminada. La luz es algo que no se nota cuando está bien pensada; en cambio, cuando es escasa o excesiva o fría, es muy desagradable, ¿a que sí? Por eso para iluminar la zona de estar se necesita una luz general de techo, que nos permita ver bien, y, al menos, una luz de ambiente, con una lámpara de pie o de sobremesa, que cree atmósfera con una luz cálida algo más tenue.

Además, si se puede añadir una alfombra que delimite visualmente la zona de estar, unos cuadros sobre el sofá que den vida a la pared, un montón de cojines que levanten el sofá, unas cortinas o estores que vistan la ventana y aporten calidez, alguna pieza auxiliar que nos dé soporte para guardar cosas, y velas, algunas flores o piezas decorativas, el espacio será magnífico.

Casa-Decor-14-Artefactum

Aunque nos has hablado de él, nos gustaría detenernos en la importancia del sofá en la decoración del hogar. ¿Qué nos puedes decir?

Es fundamental. Yo creo que el sofá y la cama son las dos piezas en las que merece la pena invertir cuando montas una casa, porque son las que más se usan, las que más trote tienen y, por lo tanto, las que más se amortizan. El sofá a nivel práctico debe ser una pieza buena, con una estructura resistente y asientos confortables; y a nivel decorativo hay que pensar que su estética va a marcar la imagen del salón y por lo tanto casi la personalidad de la casa.

¿Qué tendencia decorativa actual te gusta más?

¡Uff! Creo que no podría elegir solo una, ya que me gustan características de muchas. Adoro la elegancia del estilo clásico y lo bien que aguanta el paso del tiempo; lo clásico es y será bonito siempre, nunca queda mal. Me encanta el diseño del s. XX y las piezas icónicas que crearon gente como Mies van der Rohe, Arne Jacobsen, Verner Panton, Sori Yanagi o los hermanos Eames, y que también se pueden introducir en cualquier tipo de ambiente.

Van-der-Rohe-Barcelona-Knol

Me gusta el estilo contemporáneo un poco minimalista, por su sencillez de líneas y elementos y, por ejemplo, las creaciones de Philippe Starck. Me encanta el estilo nórdico por su funcionalidad, su racionalidad y su cierto aire vintage. También el toque decadente del shabby chic con sus piezas desgastadas llenas de vida. La eclosión de colores y texturas de lo oriental. La nota masculina y canalla del estilo industrial. La belleza virgen de los materiales naturales, la madera sin barnizar, los muebles rústicos de fibra, de enea, de yute…

En fin, puede decirse que soy un poco ecléctica. Pero eso es precisamente, lo bonito de la decoración, que puedes elegir lo que mejor vaya con tu personalidad y seguramente estará de moda, será un acierto.

House-Doctor-Estilo-nordico

Entonces, ¿con qué estilo te identificas más?

Bueno, por mi personalidad podría decir que un clásico muy actualizado, ja, ja, ja.

¿Cómo es tu salón?

Pues no es muy grande aunque sí tiene el espacio suficiente para albergar salón y comedor. Además, la planta es bastante irregular pero eso, en lugar de suponer un problema, me ha permitido separar visualmente muy bien ambos ambientes. A nivel decorativo, es fruto de una acuerdo entre mi marido y yo, ja, ja, ja. Supongo que eso pasa en muchas familias… Los dos tenemos gustos un poco contrapuestos y tuvimos que negociar el estilo. Junto al mirador y para que reciba toda la luz natural está la zona de estar con el sofá, la mesa de centro de cristal, una silla con otra mesa auxiliar y un mueble bajo para guardar y para colocar la televisión (que es la gran protagonista del espacio para mi marido). Y al fondo, junto a la puerta y cerca de la cocina, está el comedor, con una mesa extensible que adoso a la pared para que ocupe menos y sus sillas.

Además, para darle personalidad, nosotros mismos que somos bastante manitas empapelamos una de las paredes con un papel vinílico con textura (adoro los papeles pintados) sobre el que colocamos un lienzo con un marco barroco envejecido que es el centro de atención. Luego, como elementos decorativos, tengo muchos recuerditos de mis viajes, unas calaveras de cerámica de colores de México, elefantes de Sri Lanka, tallas de madera de Birmania y Camboya… Yo creo que al final el salón quedó bastante bien y, además, es práctico y confortable.

salon-conchi-1

¿Y tu sofá?

Pues el sofá ha sido una de las mejores elecciones de la casa. Era la primera vez que compraba uno con chaise-longue y cuando lo cambie volveré a elegir otro similar. Además de que es bastante grande, la chaise longue es muy funcional, y es que te permite tumbarte sin molestar a los demás y proporciona plazas de asiento extra no lineales, lo que viene muy bien cuando tienes invitados. Además este modelo tiene los reposa-cabezas ajustables y los asientos extraíbles, así que es comodísimo. Quizá cambiaría la tapicería, porque se ensucia bastante, y elegiría una de piel que es mucho más sufrida. Y el color negro fue una elección de mi chico, pero a cambio lo llené de cojines.

sofa-conchi-1

Si tuvieras que elegir un sofá, chaise longue, sillón, sofá cama de nuestra tienda online Delsofa.es cuál sería. ¿Por qué?

Sin duda, por lo que he dicho antes, elegiría un sofá con chaise longue; y en concreto me ha encantado vuestro modelo Chaise Longue Vurton. Es amplio, de líneas rectas que funcionan en cualquier estilo decorativo, tiene también asientos extraíbles y reposa-cabezas regulables y además, tiene capacidad de almacenaje gracias al canapé-arcón de la chaise longue, algo que siempre viene fenomenal en el salón. Es una pieza estupenda.

Hasta aquí nuestra charla con Conchi. Ha sido todo un placer compartir sofá con ella. Os animamos a seguir sus consejos sobre decoración, os darán muchas buenas ideas. En su perfil de twitter @Conchi_JM encontaréis muchos más tips sobre el hogar.

Muchas gracias Conchi.

Consejos para sobrellevar el calor en el hogar y no morir en el intento

Como se nota que ya va llegando el verano, los días se alargan más, ahora llegamos a casa por la tarde y el Sol sigue acompañándonos, de hecho, nos invita a hacer planes que en invierno nos darían mucha pereza, cualquier opción es buena para estar en la calle, sin embargo, la presencia del Sol no solo se siente fuera, sino que en casa también lo notamos, sobre todo con la subida de la temperatura. En este post te voy a dar algunos consejos para disfrutar del verano fresquitos en casa.

Recuerda lo que pasaba el año pasado con la llegada del verano, se hacía imposible estar en cualquier habitación, y mucho menos tumbados en el sofá. A no ser que hubiera climatización, pero como sé que muchos de nosotros no contamos con esta maravilla tecnológica, quiero lanzar una pequeña batería de consejos prácticos para sobrellevar el calor, sobre todo, en el salón, lugar clave para las conversaciones, pelis, palomitas o una tradicional y alargada siesta.

Lo más importante; Evita la exposición directa de los rayos del Sol

Salón comedor con ventanales y cortinas blancas

Es cierto que la luz natural ha de iluminar el salón, la imagen que te muestro es de un salón procedente de la revista El Mueble, aunque podría ser perfectamente el tuyo. Siempre hago hincapié en este punto, la luz natural es obligatoria, sin embargo, ten en cuenta que los rayos del Sol calientan, por lo que si dejas tu salón a su merced, cuando llegues te encontrarás en una caldera.

¿Qué hacemos para evitarlo? Es muy sencillo, juega con las cortinas. Si quieres que entre la luz natural, recurre a modelos finos y claros, que permitan que el salón se mantenga luminoso pero a salvo del calor del Sol. Notarás la diferencia.

Una funda para el sofá

Salón preparado para el calor

¿Qué te parece este salón que nos muestra el blog PetiteCandela?, ¿Desentona el sofá? Seguro que no, y estoy convencido de que cambiando esos cojines por una funda ligera y transpirable, tampoco. Para el invierno también puede funcionarnos con una mantita más gruesa, pero llegado el verano, lo que queremos es frescura para sobrellevar el calor, por lo que una fina tela podría ser el remedio.

Lleva a la práctica este consejo sobre todo si tu sofá es de piel sintética, cuando el calor aprieta es normal que este material resulte un tanto incómodo. Resulta casi imposible encontrar la postura ideal cuando el propio sofá mantiene una temperatura elevada.

Ventila el ambiente

Ventila el salón siempre que puedas, que corra el aire

“Si no abro, no entra el calor”. A veces es un error esta frase tan común. Aunque no lo creas, no son pocas las personas que creen que tapándolo todo del Sol es mejor que ventilar. Mira el salón de la imagen de MiCasaRevista, sería un error tenerlo todo cerrado a cal y canto.

Si hace mucho viento, abre una sola ventana, no siempre tiene por qué hacer corriente, y si puedes, siempre hazlo con la cortina por delante, si no hay nada más abierto en otra habitación, no debería salir volando la cortina.

Incluso los días en los que el viento sea inexistente, abre todo lo que puedas, es una prioridad, permitirás que la brisa recorra el salón y refresque. Siempre y cuando no vivas en una cueva y/o dispongas de aire acondicionado, ya que se escaparía el fresquito y ya sabemos lo complicado que resulta retenerlo en casa.

Espero que con estos sencillos consejos consigas hacer de tu salón un espacio habitable y confortable en verano. Es el lugar más concurrido del hogar y no deberíamos ignorarlo durante el verano.