Cómo dar volumen a la goma espuma de los sofás

Los acolchados de los sofás, sillones, sofás cama y otras piezas de tapicería están rellenos de diversos materiales. Entre los más comunes encontramos la goma espuma. Suele ocurrir que con el uso continuado, transcurridos unos años, el sofá, pierde dureza y consistencia. En ese momento es conveniente dar volumen a la goma espuma para recuperar sus condiciones iniciales, en este post te explicamos cómo hacerlo.

La goma espuma presenta unas características específicas que hace que sea un material ideal para el acolchado de los sofás. Principalmente, como os contamos en nuestro anterior post sobre los tipos de rellenos o acolchados de sofásla goma espuma es un material duradero, que no necesita cuidados especiales como ocurre con otros tipos de rellenos, como puede ser el de plumas, mucho más exigente en cuanto a mantenimiento.

Pero, hay que tener en cuenta que hay distintos tipos de goma espuma, en función de su densidad, según sea ésta, la durabilidad y comodidad del acolchado varía. Así, las densidades van desde los 15 a los 80 kg de peso. Para que un acolchado sea de calidad, la goma espuma debe tener una dureza mínima de entre 25 o 35 Kg por m3.

Como-reciclar-un-viejo-sillón-1a

Como os contaba, con el paso del tiempo la goma espuma puede perder parte del volumen original. Este hecho no debe preocuparnos, pues existen soluciones eficaces para poder recuperar el volumen que tenía en un principio. A continuación os mostramos algunos métodos.

Recuperar la forma y volumen original de la goma espuma

Hay varios métodos para recuperar el volumen de la goma espuma. Para los amantes del DIY (Do it yourself) existe la opción de rellenar los cojines, sofás, piezas de tapicería… con planchas de goma espuma que podemos encontrar fácilmente en el mercado. Si este es tu caso, en Delsofá.es podemos suministrarte las cantidades que necesites, te la enviaremos a casa cortada, con las medidas que nos indiques, lista para rellenar cualquier pieza. Puedes informarte en nuestro teléfono gratuito de atención al cliente 900.701.086.

Como-hacer-un-sofa-Genevieve-10

Una vez que tengas lista la goma espuma, sigue estos sencillos pasos, son para rellenar un sofá, pero te pueden servir, adaptando un poco la técnica para otras piezas de tapicería.

Primero, deshacemos las costuras y abrimos la tela con cuidado de no romperla. Después sacamos el relleno y lo sustituimos por el nuevo. Observarás que en muchos casos la goma espuma está recubierta de una capa de alguna fibra textil como algodón o guata, que le aporta una mayor comodidad. En ese caso, ésta también deberás sustituirla para que el resultado sea mejor. Por último, cosemos las partes que hemos descosido al principio y acomodamos los cojines, respaldos, asientos a nuestro gusto. En este post del portal ehow en español, nos explican cómo colocar esta capa de guata de forma profesional.

Esta es una manera casera de recuperar el volumen de la goma espuma, pero si no te consideras capaz de realizar estos pasos, puedes acudir a un tapicero profesional, ellos se encargarán de dejar tu sofá como el primer día. Si no conoces a ningún tapicero de confianza, no dudes en contactar con Delsofa.es, en el teléfono que anteriormente te he indicado o acércate a alguna de las más de 160 tiendas que tenemos en España, en ellas te ayudarán en todo lo que necesites para volver a tener tus sofás como nuevos.

¿Cómo saber si un sofá es cómodo?

La comodidad es uno de los factores que más influyen a la hora de comprar un sofá. El relleno del sofá y su estructura son los elementos que delimitan si un sofá es más o menos cómodo. En este post os vamos a contar cómo sabréis si un sofá es cómodo, para facilitaros la compra online.

Nuestra amplia experiencia en la venta de sofás nos ha demostrado que el concepto de comodidad es subjetivo, depende de los gustos de los clientes. Sin embargo, hay algunas consideraciones a tener en cuenta en referencia a la estructura, que hacen que un sofá sea más cómodo, tal y como os comentamos en nuestra sección de preguntas frecuentes de nuestra tienda online Delsofa.es.

sofá VENUS chaiselonque

Un sofá con una altura de los respaldos de entre 90 y 95 cm es ideal para nuestra espalda y cervicales, evita que adoptemos una postura demasiado rígida cuando estamos sentados en él. Cuando en tapicería se habla de “altura” siempre nos referimos a la medición -es más fácil si lo hacemos por el respaldo- desde el suelo hasta la parte más alta del modelo. Si vas a elegir uno para ti, antes de decidirte piensa en cómo lo usas habitualmente en tu casa.

Los reposabrazos deben tener una altura de entre 12 y 20 cm, se miden desde el asiento hasta la base sobre la que nos apoyamos. En principio, son más cómodos los blandos si te gusta estar recostado sobre ellos o te gusta dormir la siesta en tu sofá; en este último caso y si apoyas la cabeza en el reposabrazos, asegúrate de que su altura es parecida a la de tu almohada.

Además, lo ideal es que la profundidad del sofá sea como mínimo de 90 cm, es importante que al sentarnos, las caderas no queden más abajo de las rodillas y que las piernas queden flexionadas en un ángulo de 90º. Aclaro aquí también que, cuando en nuestro sector hablamos de “profundidad”, la medida se toma, con mayor facilidad por el lateral del modelo y, desde el principio del cojín hasta el final del respaldo.

medidas-sofa

En cuanto a la anchura es recomendable como mínimo 1,60 metros en caso de ser un sofá de dos plazas y de 2 metros para los de tres. Esta medida se toma de principio a fin de la pieza, de lado a lado, teniendo en cuenta su estructura y si los cojines sobresalen  de ella también estos.

Rellenos cómodos para sofás

En un post anterior os hablamos de que existen distintos rellenos o acolchados en los sofás, decir cuál de ellos es más o menos cómodo, depende de vuestros gustos y necesidades. La mayoría de las personas prefiere que el asiento le ofrezca una sentada suave y el respaldo una sensación de que le abraza.

La sensación de suavidad la conseguimos con sofás rellenos de fibra hueca siliconada, siempre y cuando ésta sea de buena calidad; o rellenos de goma espuma de calidad, de entre 25 a 30 Kg de densidad con un recubrimiento de copos de fibra o fibra hueca o con una capa de viscoelástica. Aquellos que van rellenos únicamente de goma espuma son más duros y no se adaptan tanto al cuerpo.

pluma

Si preferís la sensación de que el sofá os abrace cuando os sentáis en él, elegir asientos y respaldos rellenos de pluma o de una mezcla de goma espuma y plumas. La pluma es un material que eleva en mucho el coste de fabricación, lo que se notara en el PVP de la pieza finalizada; el plumón es más económico y la sensación es muy parecida – solo un poquito más duro-. Aunque debéis tener en cuenta, que este tipo de rellenos, requiere de un mantenimiento diario, ya que se deforman con el uso y deben ser batidos con asiduidad, con el fin de conservar su confortabilidad.

Esperamos haber resuelto vuestras dudas a la hora de saber si un sofá es cómodo. Os invitamos desde aquí a consultarnos de forma gratuita todas vuestras inquietudes a la hora de comprar un sofá. Lo podéis hacer en nuestro teléfono de atención al cliente 900.701.806 en horario de 8 de la mañana a 8 de la tarde.

¡Os esperamos!

Tipos de rellenos o acolchados en sofás

El relleno o acolchado de un sofá influye a la hora de la comodidad y durabilidad de la pieza. En este post os vamos a comentar los tipos de rellenos o acolchados que os podéis encontrar en el mercado y sus características con el fin de ayudaros a tomar una de las decisiones más importantes a la hora de amueblar una casa: la compra del sofá.

La mayoría de los sofás están rellenos de pluma, de goma espuma o de una mezcla de ambos compuestos. En algunas piezas, también se usan muelles, viscoelástica y una serie de fibras sintéticas.

Según sea la composición, el sofá será más confortable y resistente en el tiempo. Podemos encontrar sofás con distinto tipo de relleno en sus diferentes partes, esto es, un acolchado para los respaldos y otro diferente para los asientos. Como es el caso de nuestro sofá Dante, relleno de goma espuma de 32kg/m3 en los asientos y de fibra hueca virgen siliconada en los respaldos.

DANTE_sofa_confort3

En la sección de preguntas frecuentes de nuestra tienda online Delsofa.es os explicamos de forma más técnica las características que deben tener los rellenos o acolchados de sofás, según sean de goma espuma o de plumas. Podéis consultarlas en este enlace: “De qué están hechos los acolchados de un sofá”.

Consejos para elegir el relleno o acolchado de

Mientras la pluma es aconsejable para la zona de los respaldos, dada su comodidad, no lo es tanto para el relleno de los asiento, ya que éstos suelen deformarse con el uso y se notan las marcas y huellas de la sentada de una vez a otra. Cuando esto ocurre, lo mejor es batir, palmear el asiento con el fin de que la pluma se reparta por igual en toda la superficie y volvamos a disfrutar de su comodidad. El mismo tratamiento requieren los asientos y respaldos híbridos, rellenos de goma espuma y pluma.

pluma

Normalmente, según el uso que le demos al sofá, los asientos o respaldos acolchados de pluma, deberán rellenarse pasados algunos años, con el objetivo de conservar sus características de confortabilidad. Recordad, que las plumas de mayor calidad y comodidad son las de oca o ganso, de ahí que los sofás con este tipo de relleno tengan un precio mayor.

Si vais a disfrutar del sofá todos los días y no queréis preocuparos de que esté en perfectas condiciones, os aconsejamos un sofá con asientos rellenos de goma espuma de calidad, de entre 25 a 30 Kg. de densidad con un recubrimiento de copos de fibra o fibra hueca o con una capa de viscoelástica (en plancha de 2 ó 3 cms. de grosor o bien en copos). No necesitan tanto mantenimiento como los de plumas.

Los sofás rellenos únicamente de goma espuma son más duros y no se adaptan tanto al cuerpo, aunque su precio es menor que los de plumas o los acolchados con goma espuma mezclada con fibras o con una capa de viscoelástica.

AMATISTA_sofa_2

Tampoco requieren de un mantenimiento diario, los asientos con muelles, ya que conservan el mismo volumen durante toda la vida útil del sofá. Cuando nos sentemos en ellos notaremos un ligero rebote.

Consejos para rellenos o acolchados de los respaldos del sofá

Además de las plumas, en el caso de los respaldos del sofá, lo más común es que se encuentren rellenos o acolchados de goma espuma super suave de 20 Kg. de densidad o de este tipo de material recubierto de copos de fibra.

Uno de los acolchados más suaves para este tipo de superficies es el de fibra hueca siliconada, siempre y cuando estén bien fabricados, esto es, con las separaciones de tabiques interiores bien distribuidas. Sólo así evitaremos que se pierda su forma original con el uso diario.

Esperamos haber resuelto vuestras dudas a la hora de elegir el relleno del sofá. Nos encantaría escuchar vuestras opiniones sobre temas y preguntas que os surgen ante la decisión de elegir un sofá.

¿Os animáis?