Sofás blancos neoclásicos: un toque de elegancia y equilibrio para tu salón

La propuesta de decoración neoclásica se ha considerado siempre sinónimo de elegancia y equilibrio. Si a ti no te gustan los salones demasiado estrafalarios y te gustaría darle un aspecto moderado y armonioso a tu sala de estar, este estilo de decoración te resultará muy agradable a la vista y, además, extremadamente bello, dentro de su aparente sencillez.

En los salones neoclásicos actuales se ven mucho las líneas de los muebles y objetos, las ventanas dejan pasar la luz y la mayoría del mobiliario se caracteriza por la presencia del blanco, la madera y el beis. Si quieres darle un toque neoclásico al salón, una de las piezas clave en las que tendrás que centrarte son los sofás.

En este artículo te voy a enseñar algunos sofás de estilo neoclásico que tenemos en Delsofá.es. Si estás buscando un sofá blanco para tu salón, fíjate bien en las propuestas que te presentamos a continuación.

El objetivo de un salón neoclásico es aproximarse a las formas de la Antigüedad griega y romana. Este efecto se puede lograr de forma sencilla introduciendo mobiliario de corte clásico, o apostando por muebles modernos y jugando con las formas y los colores para darle un aire neoclásico.

En lo referente a los sofás y sillones con aire neoclásico, apostaremos por piezas simétricas y respaldos similares, fácilmente combinables con un mobiliario en un tono distinto. Un ejemplo de ello es este salón en el que destaca nuestro sofá Atila tiene patas de madera pulimentada y almohadas de asiento y respaldo en color blanco de alta resistencia.

ATILA_sofa_0_0

Un detalle en el que tenemos que fijarnos para escoger un sofá en esta corriente de decoración son los bajos y las formas de los reposabrazos, generalmente curvados, a imitación de las curvas del mobiliario clásico, luego también utilizado en los muebles clásicos de finales del siglo XVIII y principios del XIX.

El sofá Troya, de color blanco crema y de tres plazas, imita en parte ese estilo con sus laterales curvados. Fiel a la silueta de este tipo de sofás, los respaldos son bajos y están ocultos detrás de sus cojines. Se puede combinar fácilmente con otros muebles neoclásicos que incluyan elementos dorados, sillas con columnas jónicas y otras piezas con reminiscencias del mundo clásico.

TROYA_sofa_1

Finalmente, otra pieza que puede encajar perfectamente en este tipo de estancias es el sofá Viela, también de tres plazas, hecho en madera maciza y recubierto con goma espuma de alta densidad y fibra. Con una tapicería ligeramente más lisa que el anterior y un aire más uniforme, puede adaptarse de forma sencilla a un salón que emplee otras piezas de corte neoclásico.

VIELA_sofa_0_0

Es importante que el sofá se adapte a nuestro gusto y combine con el resto del mobiliario y la arquitectura de la sala. Los salones de estilo neoclásico en el siglo XVIII y XIX solían incluir también grandes sillones con aspecto de trono, consiguiendo así darle mayor elegancia y simetría al espacio. Situados en el centro de la estancia junto a una mesita, con un sillón a un lado y el otro al otro, en posición rectancular, podemos conseguir un efecto ideal en la decoración.

Los sofás que te hemos mostrado también están disponibles en otras distribuciones. Visitando su ficha de producto, a la que accedes haciendo clic en su nombre podrás ver todas las opciones.

Si necesitas ayuda para elegir el sofá perfecto para tu salón, no dudes en pedir la opinión de nuestros expertos. Te atienden en el teléfono gratuito 900.701.086, de lunes a viernes de 8 a 20 horas. También puedes consultarnos aprovechando el campo de comentario de este post o a través de nuestros perfiles sociales: Facebook Delsofá.es y en Twitter mencionando a @delsofaES.

Decoración de salones en blanco y negro

La combinación de los colores blanco y negro es signo de modernidad y elegancia. Estos cromatismos son muy acertados tanto a la hora de vestirnos para un evento como para decorar una estancia. En este post os voy a dar algunas ideas prácticas y sencillas para decorar los salones en blanco y negro.

Quien se decide a decorar su salón en blanco y negro, en la mayoría de los casos, es porque quiere una decoración sobria, pero elegante. Para conseguirlo es muy importante apostar por las líneas sencillas y evitar el exceso de elementos decorativos. Los muebles de acabado moderno, mates o brillantes son muy buena opción.

Una idea, una mesa de salón blanca, con sillas de polipiel y metal negras, es una combinación fácil de encontrar en la mayoría de las tiendas de muebles, las hay bastante económicas y aportará a tu salón ese toque elegante y sobrio.

Decoración salón en blanco y negro

Otra excelente combinación de muebles podrían ser cómodas negras con cajones blancos, sofás de piel blancos con mesas de centro en negro o cortinas oscuras con motivos florales en blanco, como nos muestran en el blog Todo el día de compras.

Un toque diferente y salvaje

Si crees que los salones en blanco y negro tienden a ser aburridos, prueba a mostrar tu lado más salvaje en la decoración con alfombras de estampados animales: la de cebra no desentona en el ambiente y tiene un efecto muy chic.

¿Te atreves con más? No renuncies a los estampados de leopardo: no solo sirven para la moda prèt-a-porter, sino que quedará perfecta en el suelo de tu salón.

Alfombra-cebra-en-blanco-y-

Una opción que nos encanta es combinar una de estas alfombras con un cuadro con estampado animal: resta minimalismo al salón, aportando un seductor exceso que es muy chic. Eso sí, ¡es sólo para los más atrevidos y atrevidas!

Combinación con madera

¿Tu salón en blanco y negro es fruto de una reforma o un cambio de decoración? No tires los muebles antiguos de madera: recíclalos para el salón. Conserva las mesas y las sillas de madera, quedarán perfectas con el blanco y negro, ya que le aportan un toque de calidez que es perfecto para los climas más fríos. La madera evoca el sol y el clima mediterráneo, restando frialdad a la combinación oriental del blanco y el negro. Este mestizaje funciona a la perfección.

Un buen ejemplo lo tienes en Durabilité, Decó & Design: nos encanta cómo se integra la madera en su salón en blanco y negro.

Madera-en-el-salón-en-blanc

Aunque parezca paradójico, para reforzar el blanco y negro es conveniente introducir algún elemento de ruptura. ¿Cómo hacerlo? Si has apostado por las líneas sencillas y clásicas, escoge un espejo barroco, en plata o dorado. El rojo y el naranja son también dos habituales cuando se busca un color llamativo para combinar con el blanco y el negro, pero no deseches otros tonos: el mostaza dará dinamismo a tu salón, el violeta fomentará la actitud zen y relajada.

Si no te atreves con objetos muy grandes, como alfombras o visillos, prueba con pequeños elementos decorativos: jarrones o cojines. Son más fáciles de sustituir si quieres cambiar el ambiente. Eso sí, no abuses: como mucho, dos o tres toques de un único color o el salón en blanco y negro perderá su sentido para convertirse en un “torbellino de colores”.

Y tú, ¿qué mezclarías en un salón en blanco y negro? Cuéntanos cómo lo has decorado o envíanos fotos y las publicaremos en este blog. ¡Anímate a mostrarnos tu salón!

Cuidados y limpieza de los sofás de piel blanca o de colores claros

En este post os vamos a contar los cuidados y la forma de limpiar los sofás de piel o cuero de colores claros. Desmontaremos algunos mitos sobre productos utilizados para limpiarlos que en contra de lo que se cree son perjudiciales para este tipo de sofás.

Sigue leyendo