Cómo saber si está mi sofá hundido

Un lector nos hace llegar esta consulta al correo info@delsofa.es.

Quiero decirles lo siguiente: Compré un sofá con densidad de 35 de sentada, ahora a los 10 meses, la zona donde nos sentamos del chaise longue se ha hundido. El resto está bien pero la hondonada se nota, el vendedor nos dice que es debido al uso, el resto tiene el mismo uso y está bien, ¿es normal? Gracias

A su pregunta, en Delsofa como expertos en sofás y demás muebles de tapicería, consideramos que una espumación de densidad 35 kg/metro cúbico es adecuada para los asientos. Esto significa que para un metro cúbico se utilizan 35 kg de espuma. Las densidades más bajas son de menor calidad, porque tienen más materiales de relleno y aire dentro de la espuma, por lo que la calidad es menor.

sofá hundido espumaciones

En el mercado encontramos espumaciones de distinta calidad y densidad: 20, 25, 28, 30, 35 y 40. Desde nuestro punto de vista y por experiencia recomendamos sentadas superiores a 28 kg/metro cúbico, es la que utilizan la mayoría de fabricantes de nivel medio o medio alto. Por lo tanto, la de 35 está muy bien.

A la vez, dentro de la misma densidad, las espumaciones pueden ser más o menos firmes. Cuanto menor sea la densidad más firmeza de espumación debemos buscar para que soporte el peso de la sentada.

Sofá hundido ¿es normal?

Independientemente de la densidad, la espumación es normal que se hunda. La razón es que la espuma que se usa para los rellenos de un sofá está compuesta por espuma de poliuretano (PUR). Este compuesto es un polímero que se introduce en estado líquido en un molde al que se le aporta aire a presión. De este modo se consigue que el material coja volumen, por las microcélulas de aire en su interior.

Al aplicar presión, al sentarnos, las microcélulas se abren y se van uniendo entre sí, formando células más grandes. A medida que se crean células más grandes por el efecto de la presión, su resistencia al hundimiento es menor y también su resiliencia (capacidad de recuperar la forma original después de recibir presión). En consecuencia es normal que la espuma se hunda.

A pesar de que es normal que la espumación se hunda, este hundimiento no debe superar el 20% del volumen del material. Mayor hundimiento indica que la espumación es de menor calidad y de menor densidad. Por tanto, debemos ver si el sofá se ha hundido más o menos del 20%. En caso de ser superior el hundimiento a esta cifra no es lógico para la densidad de 35 kg/metro cúbico.

La razón de que el resto del sofá no se haya hundido es porque para los respaldos se usan normalmente rellenos de fibra o espumaciones de menor densidad, porque el peso soportado (presión) es menor, ya que solo es el de la espalda y la cabeza.

sofá hundido. Fuente ehow.com

Sofá hundido, solución

Con el paso del tiempo es normal que la espuma pierda volumen. Hay soluciones para recuperar la forma original. Se trata de renovar la placa de espumación.

En Delsofá podemos servirte a domicilio la cantidad que necesites. Te enviamos la placas de espumación cortadas con las medidas que requiera tu sofá y de la densidad que quieras. Llama al teléfono gratuito de atención al cliente 900.701.086, de lunes a viernes de 8 a 20 horas y solicita tu pedido. Te asesoramos sin compromiso.

This entry was posted in Incidencias y arreglos and tagged arreglar un sofá hundido, espumación hundida, espumas densidad, rellenos de sofá, sofá hundido by .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *