¿Son cómodos los sofás convertibles y con mecanismos o pueden ser molestos?

Los sofás convertibles y con mecanismos suponen un extra de comodidad y de funcionalidad. Cumplen la función de sofá y a su vez le añaden nuevos usos como cama, sillón de relax, sillón eleva piernas, espacio de almacenaje….

Hoy en día gracias a las investigaciones y buen hacer de los fabricantes son muchos y variados los extras que podemos añadirle a un sofá, sin que la pieza pierda un ápice de comodidad y confortabilidad. En muchos casos lo convierten en un modelo mucho más cómodo, añadiendo valor a la pieza.

Entre los extras que podemos añadir a un sofá se encuentran: los asientos deslizantes, los reposacabezas reclinables, los respaldos abatibles, mecanismos relax, canapés o arcones para almacenar… En este enlace de nuestra tienda online Delsofá.es os explicamos en qué consiste cada uno de los elementos que puedes añadir a nuestros sofás.

extras-sofa

En caso de que optes por comprar un sofá convertible en cama, te aconsejamos que busques estas dos cualidades:

Un modelo cómodo, a la hora de dormir. Los mejores son los de sistema de apertura italiano y con colchones de muelles ensacados o de goma espuma de gran calidad -son un poco menos cómodos pero duran más- y un somier resistente.

Un modelo cómodo a la hora de sentarnos en el sofá. Es importante que porque esconda una cama, las dimensiones que consideramos que debe tener un sofá para ser cómodo, se mantengan. Esto es: una altura de los respaldos de entre 90 y 95 cm; reposabrazos con una altura de entre 12 y 20 cm; una profundidad mínima de 90 cm; y una anchura como mínimo de 1,60 metros en caso de ser un sofá de dos plazas y de 2 metros para los de tres plazas.

¿Qué sofás son los mejores para dormir la siesta, qué características he de buscar?

Hoy en día son muchos los extras que puedes añadir a un sofá para darle una mayor sensación de suavidad, comodidad, relax, descanso…. Puedes ver una explicación de los más usuales en este enlace de la sección de Información de producto de Delsofa.es.

En el caso que nos consulta María José A. de Almería, la elección de los extras es muy particular, a cada uno nos gusta dormir la siesta de una forma distinta. Lo que puede ser cómodo para mí, quizá no lo sea tanto para tí. Ya sabes lo que dicen: “Sobre gustos no hay nada escrito”. Sin embargo, podemos daros algunos consejos más generales, teniendo en cuenta la solicitud que nos hace nuestra lectora de que sea un sofá suave.

ATILA_sofa_0_0

Los sofás cómodos para dormir la siesta son aquellos que como tú misma dices son suaves, no excesivamente blandos, con el fin de evitar que tengas la sensación de que te hundes. Lo más adecuado en este caso serían los sofás con relleno de goma espuma de alta densidad, como nuestro modelo Atila. También puedes optar por un mixto de este material y de fibras como el látex, la viscoelástica. Los rellenos de pluma son más blandos y puedes tener sensación de hundimiento, por ello no se aconsejan tanto para el acolchado de los asientos.

Otro aspecto muy importante para domir la siesta plácidamente, es asegurarte de que la cabeza está bien y cómodamente apoyada, en este caso, lo mejor es que tu sofá tenga apoya brazos blandos y su altura sea similar a la de tu almohada, de otra forma distinta, tus cervicales sufrirán y te levantarás de la siesta con dolor de cuello y espalda. Una sensación que queremos evitar de todas las formas. La idea es levantarse de la siesta como nuevo.

No sabemos si sois muchos en casa. Si este es tu caso, y cada uno quiere dormir la siesta al mismo tiempo en el sofá, no te preocupes, la solución es muy fácil. Compra un sofá con asientos deslizantes y respaldos reclinables, con el fin de que todos podáis descansar acostados o semiacostados en el sofá. Esta opción además te abre la puerta a que cada uno elija la posición que más le guste. También puedes añadirle el extra de reposacabezas reclinable que te permitirá una posición más saludable para la columna vertebral.

Otra opción es comprar un sillón con mecanismo relax, son increíbles para dormir la siesta y tendrás tu sitio asegurado. En este caso, lo mejor es que elijas uno con distintas posiciones, acostado, semiacostado…y que no sea excesivamente blando.

BADEM_sillon_0_0_0

Por último, hay algunas recomendaciones sobre medidas que dotan de una mayor comodidad al sofá:

  • Su profundidad debe ser como mínimo de 90 a 95 cm
  • Su anchura mínima en caso de un sofá de dos plazas debe ser de 1,60 metros y para tres plazas de 2 metros.
  • La altura del respaldo oscila entre 80 y 90 cm. Lo más cómodo para tu espalda es que quede a la altura de la nuca. Tus cervicales no sufrirán tanto.

Son muchos los estudios y expertos que recomiendan un pequeña siesta después de comer. Un sofá con extras nos ayudará a que ésta sea más placentera.

Publicado en Sofás, Sofás cómodos | Etiquetado dormir la siesta en el sofá, siesta cómoda en el sofá, sofás buenos para dormir, sofás cómodos para descansar, sofás confortables, sofás para descansar | Deja un comentario