Feliz Día de San Valentín! Ideas que lo harán inolvidable

¿Necesitas algún consejo de decoracíon para el día de San Valentín?. Es una fecha señalada para pasar un tiempo especial al lado de nuestra pareja. Intercambiar regalos no es suficiente. Unos se irán de viaje de fin de semana, otros habrán elegido un rinconcito en un restaurante preferido y muchos, muchos otros, habrán decidido hacer planes en casa para disfrutar de una cena romántica a la luz de las velas.

Para los que hayáis decidido cenar en casa para el día de los Enamorados, es importante crear un ambiente bello y sugestivo. Como el tiempo se echa encima y no es posible hacer demasiados cambios con todos los preparativos, bastará con que adornemos nuestro salón con algunos detalles decorativos sencillos y un poco de imaginación para que esta noche se convierta en algo mágica.

No hay una única opción y siempre habrá detalles sorprendentes que sólo pueden nacer de tu imaginación. Lo importante, al fin y al cabo, es que vosotros os encontréis a gusto. Nosotros te sugerimos algunos toques decorativos para San Valentín con los que puedes decorar tu salón-comedor para una cena romántica de San Valentín con tu pareja.

Creando el ambiente de San Valentín

Todos los salones con un toque femenino tienen algo de romanticismo, pero en la cena del Día de los Enamorados hay que ir un poco más allá. El rojo, el blanco y el rosa serán los colores más recurrentes, pero tampoco conviene sobrecargar la mesa de la cena, ni crear una escenario con un exceso de adornos que configuren un escenario demasiado cursi.

Como vemos en esta foto de Decoración Vintage, hay una gran variedad de fórmulas, desde decoraciones más minimalistas a otras donde simplemente se han introducido pequeños complementos o adornos típicos de San Valentín, creando ese ambiente siempre deseable para la ocasión.

Cada tipo de salón es diferente y quedarán bien darle un estilo u otro. A veces, solamente cambiando pequeños complementos, conseguimos darle el aspecto que deseamos a nuestro salón. Algunos de los aspectos que debes controlar:

  • La iluminación: para crear una atmósfera romántica, conviene que haya una luz tenue, en penumbra, a ser posible jugando con un color rosado o anaranjado. La mejor forma de jugar con esto es utilizando lámparas que creen este efecto y después utilizar cortinas transparentes, que no acaparen mucho la luz, para que se pueda contemplar el balcón o el jardín iluminado desde dentro.

  • El perfume o ambientador: otro de los aspectos fundamentales para crear un ambiente de San Valentín será el olor que se respire. Aunque la chica seguramente habrá elegido su mejor perfume y quizás no haga falta nada más, se puede refrescar la sala con olor a lavanda o rosas. Se puede crear este efecto colocando flores naturales olorosas o velas en alguna parte del salón.

  • El espacio: el salón-comedor será la pieza más importante de la casa. Conviene por tanto crear un espacio cálido y recogido, donde la zona de descanso y relax quede separada de la cocina y el resto de la casa, en el caso de que tengas una cocina contigua instalada. Un biombo o separador de ambientes te puede ayudar si tu salón es demasiado grande.

  • La música: cualquier ambiente cobra una apariencia especial desde el momento en el que le añades música. Debe ser una melodía suave, que se oiga sólo de fondo, para que podáis estar concentrados en vosotros y no pensar en otra cosa. Es importante que la música os guste a los dos y no sea demasiado seria.

Una vez que tengas claro el aspecto global que deseas que tenga tu salón, ya podemos fijarnos en otros pequeños detalles decorativos que le darán a la sala un aire independiente e inspirador, propio de tan deliciosos momentos. Veamos cómo se puede adornar la mesa en el salón comedor para el Día de los Enamorados.

La mesa de la cena

La mesa de la cena es otro de los espacios importantes donde se debe notar que ha llegado el Día del amor. Hay que crear una decoración seductora, festiva, pasional, ya que será uno de los instantes más románticos de la noche. Sea una mesa redonda o cuadrada, os sentaréis el uno frente al otro, tanto en el caso de que cenéis vosotros dos, como si habéis invitado a otra pareja para la cena.

La combinación del color rojo y el blanco es lo más clásico. Puedes jugar con muy diversas combinaciones, desde un mantel de tela blanco con un centro de mesa rojo y algún tapete hasta una tela completamente roja con pétalos rosas y blancos de adorno, así como platos y servilletas blancas. Echa mano también de tu mejor cubertería y vajilla, procurando que todo quede simétrico para darle un aspecto sublime. En Arte y decoración nos enseñan una forma de que la mesa tenga un aspecto romántico sin abusar del color rojo y de las flores.

En cualquier caso, en la mesa deberemos elegir cuidadosamente las flores y adornos que vayamos a colocar. No debemos excedernos para no sobrecargar la mesa; si colocamos un centro de flores (generalmente rosas rojas o claveles), no debe ser demasiado alto como para quitarle espacio y protagonismo a tu pareja. Convendrá añadir también al menos un par de velas en el conjunto, que encenderás en el momento de empezar la cena, así como alguna tarjeta con un corazón para cada uno.

En esta mesa de Decoración de interiores vemos también un diseño muy original con fondo blanco y un pequeño arreglo de flores en cada plato, en un estilo muy detallista y moderno.

Mesa adornada para el día del amor

Más allá de la mesa, lo ideal es que la imagen de conjunto de vuestro salón sea lo más bonita y agradable posible para ese rato agradable que vais a compartir. Por tanto, deberemos incluir algunos adornos en el resto de la sala para que resulte más vistosa.

Los adornos de San Valentín

Otro de los complementos que suelen emplearse para adornar un salón para el 14 de febrero son los típicos adornos de San Valentín. Algunos serán simplemente manualidades que hayas elaborado tú mismo, y otros regalos y elementos que hayas elegido para embellecer las áreas más «pobres» que veas en tu salón.

A la hora de distribuir los adornos, piensa siempre cuáles son los ángulos del salón en los que no parece que sea San Valentín. Por ejemplo, las grandes estanterías con libros pueden dar un aspecto demasiado serio al conjunto. Sin embargo, colocando algunos adornos como un florero con rosas, guirnaldas o algún tipo de colgantes de manualidades, como estos que puedes ver en El Rincón de Sonia:

Decoración para San Valentín

Por lo demás, detalles sentimentales que hayas tenido siempre pueden terminar de completar los adornos de San Valentín. Un retrato del día en que os conocisteis, del viaje más divertido que habéis vivido juntos, una foto de vuestra boda… todo aquello que tenga un valor sentimental para vosotros le dará un aire muy individual a vuestra decoración.

¿Y ver una peli después de cenar, juntos, como os gusta o gustaba hacer?. Otro de los elementos clave en el salón, donde quizás querréis ver una película romántica después de la cena, son los sofás. Adornar esta pieza será esencial para que os sintáis cómodos y relajados durante las siguientes horas.

Los sofás de San Valentín

Después de la cena, el sofá será el espacio más cercano para relajarse y descansar con tu pareja. El toque decorativo más clásico consistirá en cambiar los cojines que utilices habitualmente por varios cojines rojos en forma de corazón, o bien cojines en color blanco con algún motivo de San Valentín. Se pueden preparar algunos diseños de diverso tipo: uno que incluya el nombre de la chica o el chico, un corazón rojo sobre fondo blanco o cualquier otra ocurrencia que haga referencia al amor. O simplemente  colocar una mantita o plaid que avisará de que «hoy hay peli» juntos y calentitos.

En la Guía de Manualidades nos enseñan una forma de transformar cojines corrientes en cojines románticos, creando diseños originales con referencias al Día del amor.

Cojín Love para el sofá

En cuanto al tipo de sofá, no es necesario que cambiemos toda la tapicería para un fin de semana. Si el color de nuestro sofá no combina bien con los cojines que queremos poner, bastará que pongamos una tela o funda de sofá en el color que mejor efecto produzca: tonos pasteles, morados, plateados, rojos o incluso rosa pueden quedar bien, según cuál sea la composición de colores de tu salón. En el blog de Fundas para sofá esta bella combinación de sofá blanco con funda roja de San Valentín.

Funda de sofá San Valentín

En definitiva, sólo te puedo decir que decorar un salón para el 14 de febrero es una tarea muy personal y donde va a influir mucho vuestra historia y vuestros gustos. Aunque vayas por el lado más clásico y tradicional de San Valentín, nunca renuncies a introducir elementos innovadores, que te puedan resultar ingeniosos y te hagan sentir a gusto, que es de lo que al fin y al cabo se trata.

Aprovecho para terminar este artículo deseándoos a todos que paséis un feliz San Valentín y podáis pasar una velada inolvidable con vuestra pareja. Si has preparado ya la decoración de tu sala de estar para el Día de los Enamorados, ¡nos gustaría conocerla! Envíanos una foto de tu salón al Facebook de Delsofa.es y comparte con nosotros tus ideas para un salón de San Valentín.

This entry was posted in Decoración and tagged decoración, detalles, día especial, mesas, pareja, salón, San Valentín, sofás by .
You are not authorized to see this part
Please, insert a valid App IDotherwise your plugin won't work.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *