Pregunta lo que quieras sobre sofás, sillones, sofás-cama, chaisselongues... el sector de la tapicería, mantenimiento...

Comprar un sofá es una tarea a veces compleja porque queremos que sea cómodo, adecuado para nuestro salón, nuestro estilo de vida y que nos dure muchos años. Además actualmente hay mecanismos relax, asientos deslizantes, nuevos rellenos y tapizados, etc.

Por eso hemos creado este espacio, donde publicamos las respuestas a las preguntas que nos hacéis llegar. Utiliza el buscador que verás a continuación para encontrar preguntas que hayan podido hacer otros y estén resueltas, o usa el formulario. Pasaremos tu duda a la persona con más conocimiento sobre el tema y la responderemos aquí en breve.

A continuación les mostramos las últimas 10 preguntas y respuestas a amigos y clientes:

¿Qué tengo que saber para comprar un sofá de piel de buena calidad?

En el mercado existen sofás tapizados en diferentes tipos de pieles. Dentro de los distintos tipos debemos distinguir los sofás tapizados en piel natural, que son de mejor calidad, aunque también más caros; y los sofás de piel sintética, muchos de ellos también tienen muy buena calidad y se llegan a confundir con los de piel auténtica.

Dentro de las pieles sintéticas existen distintos tipos: polipiel, similpiel, mediapiel. En este enlace de nuestra tienda online Delsofá puedes leer todas sus características. Como te decíamos este tipo de tapicerías son de menor calidad, pero las evoluciones de los fabricantes han hecho que en algunos casos apenas pueda notarse la diferencia con los de piel natural.

Dentro de la piel natural también hay distintos tipos, en función de la zona del cuerpo y de la especie de donde proceda. El cuero, el ante, la piel nobuck…son algunas de ellas. Debes tener en cuenta que los sofás de piel tendrán marcas y cambian de color. Las piezas de mayor calidad pueden llegar a tener precios muy altos, que no están al alcance de tod@s.

Si quieres comprarte un sofá de piel y no tienes un presupuesto muy elevado, puedes optar por comprar sofás que tengan en los lugares visibles tapizados en piel natural y en lugares que no están tanto a la vista, tapizados de polipiel, similpiel o mediapiel, el precio de estas piezas es menor. Un ejemplo de ellos, es nuestro sofá Toronto, tapizado en piel natural de vaca flor en asientos y respaldos, y con tapizado de piel PVC en el armazón. Además, comprándolo ahora te ahorrarás 200 euros, su precio no llega a los 1.000 euros. Otro ejemplo es el sofá Mérida, con un precio más elevado, pero también muy asequible.

ficha-sofa-merida

Una vez que hayas comprado un sofá de piel natural, debes tener en cuenta que son modelos que requieren de un cuidado especial, con el tiempo la piel cambiará de color y puede que salgan más surcos o marcas, fruto del uso diario. Para que tu sofá de piel natural conserve su belleza, debes aplicar cada seis meses como mínimo crema hidratante, sirve la que usas para las manos, con el fin de darle brillo y conserve su tacto suave. A la hora de limpiarlo es mejor que uses un trapo limpio de algodón ligeramente humedecido en agua.

Los sofás de piel son muy delicados. Además de los cuidados anteriores, debes evitar situarlos en lugares donde incida directamente la luz del sol. Evita que estén en contacto con superficies cortantes, como cremalleras, botones, uñas de animales domésticos, bolígrafos…este tipo de objetos pueden rayar la piel. También mucho cuidado con los niños, sobre todo si les gusta subirse al sofá con los zapatos puestos o jugar con pinturas en él, puedes llevarte una desagradable sorpresa. Te lo decimos por experiencias que nos cuentan nuestros clientes. No sabemos si es el caso de Eduardo de Mallorca que nos pregunta por los sofás de piel, pero os lo contamos como uno de los factores a tener en cuenta a la hora de elegir este tipo de piezas de tapicería.

Publicado en Sofás, Telas y tapicería | Etiquetado cuidar sofás de piel, sofás buenos de piel, sofás de cueros, sofás de mediapiel, sofás de piel, sofás de piel natural, sofás de polipiel, sofás de similpiel | Deja un comentario

¿Es mejor el relleno duro en un sofá para que dure más o uno blando?

En cierta forma la durabilidad del sofá no tiene relación directa con la dureza que sentimos al sentarnos en él. Te pongo un ejemplo, un sofá relleno de plumas es muy blando y esto no le resta calidad. Los sofás de plumas suelen ser de gran calidad y durabilidad, lo único, que debes realizar muy a menudo una serie de tareas de mantenimiento, entre ellas la de batir las almohadas cada día, de este modo evitarás que las plumas se apelmacen y deje de ser cómodo. También tendrás que rellenar con nuevas plumas cada dos o tres años.

Te doy otro ejemplo, esta vez de lo contrario. Un sofá con acolchado de goma espuma ofrece una sentada más dura, sin embargo si la goma espuma es de baja densidad, se estropean con el uso diario y su durabilidad será más corta.

VENUS_chaiselonque_0_0_0

Manuel de Albacete nos dice que quiere estar cómodo, pero también que el sofá no se hunda y dure mucho tiempo. En este caso nuestro consejo es que optes por los sofás rellenos de goma espuma de alta densidad o los híbridos de este material con fibra hueca siliconada. En estos casos la sentada es más dura que la pluma, pero no necesitan de tanto mantenimiento. Además duran bastante tiempo.

No te preocupes si en el medio plazo notas que el sofá ha perdido dureza o comodidad y se hunde, simplemente debes renovar la goma espuma, darle volumen, en este post te explicamos cómo. Pero si no te ves capaz siempre puedes acudir a un tapicero profesional. Te dejará el sofá como nuevo.

Otro factor que debes tener en cuenta si quieres un sofá para que dure muchos años, es el material de su estructura o armazón, los de madera maciza y los de tubo de hierro son los más resistentes al uso diario. Evita los sofás de madera conglomerada y de metales que se oxidan o doblan con facilidad.

¿Qué partes del sofá se pueden reclinar o mover?

Son muchas las partes de los sofás que se pueden reclinar, mover, abatir, deslizar, todo depende de los extras que añadas a la pieza.

Los sofás de toda la vida como se conocen comúnmente, no daban la opción de mover asientos, respaldos, reposacabezas, brazos. Eran fijos, por lo que a la hora de sentarnos, las posiciones a adoptar eran muy limitadas.

Sigue leyendo

Publicado en Sofás, Sofás cómodos | Etiquetado reposacabezas reclinables, sofás cómodos, sofás con extras, sofás convertibles, sofás para descansar, sofás reclinables | Deja un comentario